Evo Morales responde a Mauricio Macri

Miércoles 8 de Febrero del 2017
En medio de fuertes debates sobre política migratoria, Macri invitó a Evo Morales a ver el Superclásico del fútbol argentino en el Estadio de Boca Juniors en abril, según informó el embajador en Bolivia, Normando Álvarez, luego de reunirse con el canciller del país andino, Fernando Huanacuni. Se trata de un intento por bajar la tensión luego de los cambios en la legislación anunciados la semana pasada.
 
“Hermanos presidentes latinoamericanos, seamos #PatriaGrande. No sigamos políticas migratorias del Norte. Juntos por nuestra soberanía y dignidad”, había tuiteado el mandatario boliviano, Evo Morales el miércoles pasado tras el decreto de Mauricio Macri que establecía facilidades para deportar extranjeros que hayan cometido delitos en el país e impedir el ingreso de quienes lo hayan hecho antes de ingresar a la Argentina.
 
A eso se sumaron declaraciones de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, vinculando el delito en la Argentina a las comunidades de Paraguay, Perú y Bolivia. “Muchos ciudadanos paraguayos, bolivianos y peruanos se comprometen tanto sea como capitalistas o como mulas, como choferes o como parte de una cadena en los temas de narcotráfico”, sostuvo entonces.
 
Bolivia, como respuesta, decidió enviar una misión a la Argentina liderada por el presidente del Senado, José Alberto Gonzales para reunirse tanto con entidades gubernamentales como organizaciones sociales y de la comunidad de ese país y evaluar el impacto de las medidas anunciadas. Organizaciones de migrantes y organismos de Derechos Humanos denuncian las reformas macristas por considerarlas xenófobas y discriminatorias.
 
Vale recordar que 1,2 millones de bolivianos y bolivianas viven en la Argentina y se trata de la segunda comunidad más numerosa del país, detrás de Paraguay.
 
“Los bolivianos que viven en Argentina no son delincuentes, no son narcotraficantes”, sostuvo Evo Morales y agregó que “realizan diversas actividades productivas para mejorar su situación económica familiar y de esa forma también aportan al desarrollo del país vecino”. “Argentina y Bolivia son parte de la patria grande”, resaltó.
 
“Habría que actuar en el marco de la reunión de Brasilia del año pasado, en la que los países del Cono Sur nos comprometimos a una política de integración en las actividades de integración del narcotráfico, de contrabando, de trata de blancas, de delitos ambientales”, sumó al debate el ministro de Defensa del país andino Reymi Ferreira y agregó que una “política apresurada” de la Argentina puede generar “xenofobia y acciones de discriminación y racismo”.
 
Por su parte, el canciller Huanacuni afirmó que sólo 237 personas de nacionalidad boliviana están detenidos en cárceles. “Es apenas el 0,02% de connacionales en prisión, lo que da muchas luces”, agregó. Explicó que la comunidad boliviana en Argentina se dedica básicamente al rubro textil y agropecuario. Es el “aporte de nuestros ciudadanos en el PIB de Argentina”, subrayó.
 
En ese marco se llevó a cabo la reunión de este lunes. Allí el embajador argentino Normando Álvarez, luego del encuentro con el canciller Huanacuni, se distanció de los dichos de Bullrich y dijo que “hubo errores en cuanto a la manera que se lanzó los decretos, la ley” sobre la reforma migratoria. “Falla primero en las expresiones de generalizar a todos los bolivianos. Yo creo que ustedes saben que hay delincuentes bolivianos como hay delincuentes argentinos”, agregó el diplomático.
 
Evo en defensa de la Patria Grande. Ciudado Evo esta Daniel Angelici al lado de Macri y arregla los partidos!
Se anunció una próxima reunión -sin fecha aún- entre Macri y Evo Morales “casi seguro” en el primer semestre. En realidad, ya en diciembre se había informado que la misma estaba en agenda, con el fin de discutir distintos convenios que vinculan a los países. Vale mencionar que desde la asunción de Macri en 2015 los jefes de Estado no volvieron a reunirse de forma bilateral. El embajador argentino dijo además que el mandatario argentino había invitado a su par boliviano a “ver Boca – River en la Bombonera” el 16 de abril. El gobierno intenta bajar la confrontación, aunque los decretos se mantendrán con vigencia y los funcionarios defienden las reformas en pos de la “seguridad”
 
“Que se quede tranquila Bolivia, que no es un problema de migraciones sino de delincuencia”, había dicho Patricia Bullrich la semana pasada tras la reacción de Morales a las nuevas medidas. Tal vez, sus palabras fueran en respuesta al presidente del Senado boliviano, Gonzales, que se preguntó al enterarse de la reforma migratoria en curso, “¿Qué hará la esposa de Macri sin bolivianos en los talleres?”.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *