Potosí celebra a San Bartolomé

Como cada 24 de agosto de cada año, miles de peregrinos bajan a la localidad de La Puerta para venerar a San Bartolomé apóstol. Cuenta la leyenda que logró encerrar a Satanás en la llamada “Cueva del Diablo” para impedir que continúe dañando a las personas.

Los ancianos cuentan que en tiempos de antaño se podía observar a los Ch’utillos, jinetes o jóvenes, que se trasladan a este sector de La Puerta vistiendo trajes de colores y una guirnalda en el sombrero para reverenciar al santo por salvarlos de los tormentos de Satanás.

En las épocas de antaño, los campesinos del sur del Departamento llegaban a la Villa Imperial con sus caballos y mulas desde muy temprano para situarse en la zona de San Benito donde alquilaban sus animales a los Ch’utillos quienes luego bajaban a La Puerta.

Según cuenta una de las leyendas más antiguas, San Bartolomé logró encerrar a Umphurrunay (Satanás), quien fue arrojado del cielo a la tierra donde vio a Sapallay, una bella mujer y, enamorado de ella, la arrebató de su pueblo y para ocultarla partió el cerro en dos y ahí en la “La Cueva del Diablo”, arrastró consigo a la bella Sapallay y por eso los indígenas le bautizaron con el nombre de Ch’utillo que significaba “genio que daña y huye”.

Desde ese lugar, el demonio se escurría entre las montañas y corría a la Villa Imperial para causar guerras, raptar y ocasionar matanzas.

Cuentan que cerraba las dos peñas de la quebrada y aplastaba a los indígenas que pasaban por ese sector para ir a las minas del imponente Sumaq Urqu, “cerro hermoso”. 

Fuente: El Potosí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.