Alejandro Karlen pidió la renuncia del Director de Migración de Argentina

Por Álvaro Fontana.

A raíz de su postura en aplicar mayores controles en el ingreso de inmigrantes provenientes de países limítrofes y profundizar acuerdos bilaterales que amplíen las restricciones.El diputado del Parlasur Alejandro Karlen dijo expreso: “No puede ejercer el cargo de máxima responsabilidad política migratoria en un país como la Argentina, una persona que en forma sistemática y reiterada hace uso de la xenofobia y pretende armar barreras discriminatorias.””Si tenemos una perspectiva histórica no olvidemos que “Gobernar es poblar”, como sostenía Juan Bautista Alberdi y que por entonces por la Ley de Inmigración y Colonización del año 1876 del Presidente Avellaneda fue su gran impulso para la Argentina moderna. Que una disposición dictada por el Triunvirato en 1812, que ofrecia “su inmediata protección a los individuos de todas las naciones y a sus familias que deseen fijar su domicilio en el territorio”, hizo recordar Karlen.“En un contexto internacional de grandes migraciones forzadas por las guerras y la miseria, nosotros desde este lugar del mundo, trabajamos para promover acuerdos de libre circulación como el que presentamos y promovemos el año pasado para el Mercosur.”“Si tenemos una mirada obligada con otros lugares del mundo el Acuerdo de Schengen es uno de los hitos de la integración europea. Permite la supresión de controles fronterizos y la libre circulación de personas y mercancías. Por eso este es una referencia para los que estamos en el ámbito sudamericano trabajando. La libre circulación de personas, bienes y servicios  es uno de los logros más preciados de la integración sudamericana, y los costos de su pérdida serían enormes. Nuestro objetivo es levantar todas los controles en las fronteras interiores lo más rápido posible. Para este fin, necesitamos un enfoque sudamericano y de cada uno de los países del Mercosur coordinado de los controles fronterizos temporales en el marco de las normas del bloque en lugar del actual mosaico de decisiones unilaterales, tal cual esta propiciando el Director de Migraciones de Argentina.” advirtió“En muchas partes del mundo, el racismo, los prejuicios, y la xenofobia crean una tensión extrema y se usan como poderosas armas para generar miedo u odio en tiempos de guerra. Los prejuicios y la xenofobia pueden llevar, incluso, al genocidio, los crímenes contra la humanidad, la limpieza étnica y los crímenes de guerra. Por eso en las antípodas de este discurso el Mercosur tiene como objetivo levantar controles, recuperar la confianza, y remediar las deficiencias graves en nuestra fronteras exteriores, pero de ninguna manera para promover barreras discriminatorias. ”, indicó.La inmensa mayoría de los argentinos nos oponemos a sacar un rédito político pequeño a partir de la regulación de un fenómeno globalizado, como es la inmigración. La sociedad toda y la institucionalidad debe disponerse para  recibir a los inmigrantes, por cierto sobre la base de regulaciones, por eso existe la ley de migraciones, pero no de la discriminación”, dijo Karlen.En sintonía en estas ultimas semanas en el ámbito político, la UNASUR, esta propiciando una iniciativa que incluiría un pasaporte sudamericano y la abolición de cualquier barrera para el libre tránsito de personas de manera similar a como funciona en el (Mercosur), que permite circular con el documento de identidad de cada país y facilita un permiso de trabajo por dos años.Esta ciudadanía sudamericana configurando con la decisión de los Presidentes de la región reunidos en Cuzco, Perú, el 8 de diciembre de 2004, y tiene en las Declaraciones de Cuzco y Ayacucho sus documentos fundacionales es la “Declaración de Cochabamba colocando la Piedra Fundamental para una Unión Sudamericana”, adoptado el 9 de Diciembre de 2006. “Nosotros buscamos que todos los ciudadanos de la región sientan que América del Sur es un solo país y que “cualquier suramericano pueda trabajar en cualquier lugar de América del Sur, indicó”.Estas declaraciones discriminatorias se dan en el marco de una semana en donde la inmigración fue foco de debate. Una vez mas, levantamos la voz del Papa Francisco cuando sostiene  que “no se puede de ningu´n modo reducir la actual crisis drama´tica a un simple recuento nume´rico”. Los inmigrantes “son personas con nombres, historias y familias”, y “no podra´ haber nunca verdadera paz mientras quede un solo ser humano al que se le vulnere la propia identidad personal y se le reduzca a una mera cifra estadi´stica o a objeto de intere´s econo´mico, dijo Karlen al recordar las palabras del Santo Padre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.