Ahora Chagos, mañana Malvinas

Por Álvaro Fontana

El 14 de febrero de 2022, la bandera de Mauricio se izó con firmeza en Peros Banhos en el archipiélago Chagos y el himno nacional de Mauricio “Gloria a ti, patria” resonó con orgullo. Los chagosianos finalmente han puesto un pie en su isla natal libremente, sin supervisión británica. Esta es la primera vez que han podido hacerlo desde que los británicos los desalojaron hace 50 años. Desembarcaron en Peros Banhos, parte del archipiélago de Chagos.

Desalojados de su propia tierra pero aún esperando reconocimiento. Especialmente conmovedor ya que hoy se izó la bandera de Mauricio en el atolón de Peros Banhos, parte del archipiélago de Chagos, en un desafío directo al dominio colonial británico. Los chagosianos, que fueron deportados a Mauricio por el Reino Unido , fueron exiliados de su país de origen hace 50 años. Sin embargo, después de muchos años de exilio forzoso, los chagosianos regresaron a Peros Banhos este sábado por la tarde.

Recordemos que una delegación compuesta por 25 personas, incluidos cinco chagosianos encabezados por Olivier Bancoult, líder del Grupo de Refugiados de Chagos, llegó al atolón de Peros Banhos, donde muchos vivían antes de su exilio. El barco Bleu de Nîmes zarpó hacia el archipiélago de 58 islas en el Océano Índico para lo que el primer ministro de Mauricio, Pravind Jugnauth, describió como un “estudio científico” de un arrecife parcialmente sumergido. Dijo que esta expedición ecológica sería un “paso concreto” hacia el ejercicio de la soberanía de Mauricio sobre estas islas.

La propiedad británica del archipiélago de Chagos ha sido impugnada formalmente después de que el embajador de Mauricio ante la ONU, Jagdish Koonjul, izara la bandera de su país sobre el atolón de Peros Banhos. El caso de la Isla de Chagos es de vital importancia jurídica para la Cuestión Malvinas, está situación vigente desde hace tiempo le otorga a la Argentina un argumento más para la defensa de sus derechos soberanos sobre las Islas Malvinas, las decisiones recientes de la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) en el caso del Archipiélago de Chagos y en particular la Isla Diego García ubicadas en el océano Indico, ponen nuevamente en la consideración pública otra situación de violencia colonial por parte del Reino Unido.

Las resoluciones de la Asamblea General de la ONU en materia de descolonización son vinculantes, ya que tienen origen en el derecho de descolonización establecido en la Resolución 1514 de dicha Asamblea General, por lo tanto, la separación de una parte de un territorio no autónomo sujeto a descolonización es ilícita. Al igual que Chagos, Malvinas es un territorio usurpado a otro Estado (Argentina), porque en Malvinas se desalojó a la población originaria en 1833, porque en Malvinas hay una población implantada (isleños con ciudadanía británica) que no constituyen un pueblo con derecho a la autodeterminación.

Las Islas Chagos están en el centro de un conflicto que se prolonga desde hace décadas. En 2019, la Corte Internacional de Justicia de La Haya dictaminó por unanimidad que el Reino Unido debería ceder las islas a Mauricio y la resolución fue aprobada por la Asamblea General de la ONU. Más de 20 funcionarios del gobierno de Mauricio, científicos, periodistas y abogados realizarán el viaje de dos semanas a la isla de Chagos. Primer ministro de Mauricio: “Si el Reino Unido quita la bandera de Mauricio de Peros Banhos [parte de Chagos], no es solo una provocación… ilustrará que violan el derecho internacional una vez más…”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.