Francisco: un estadista al servicio de la paz

Después de su rol mediador en América (caso Cuba, Venezuela, Colombia, México y Estados Unidos), su intervención clave en Europa a favor de los inmigrantes, su éxito diplomático en Oriente Medio y África, el Sumo Pontífice se perfila como la esperanza latinoamericana en Ucrania.

“Pidamos al Señor de la vida que nos libre de esta muerte de guerra. Con la guerra se pierde todo. En una guerra no hay victoria: todo está derrotado. Que el Señor envíe su Espíritu para hacernos comprender que la guerra es una derrota para la humanidad, para hacernos comprender que la guerra debe ser derrotada. Que el Espíritu del Señor nos libre a todos de esta necesidad de autodestrucción, que se manifiesta haciendo la guerra”, dijo Francisco.

Finalmente, el Papa también instó a rezar “para que los gobernantes entiendan que comprar armas y fabricarlas no es la solución al problema”, ya que “la solución es trabajar juntos por la paz y, como dice la Biblia, hacer de las armas instrumentos de paz”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.