“No sirve un acuerdo de Uruguay con China sin el Mercosur”

En la previa de la Cumbre del Mercosur en Paraguay, el Senador y líder de Cabildo Abierto que integra la coalición de Luis Lacalle Pou toma distancia y aclara que su partido tiene vocación de integración regional. “Entre China y el Mercosur me quedo con el Mercosur”, sostiene.

Por Augusto Taglioni

El senador Guido Manini Ríos es líder del partido Cabildo Abierto que integra la coalición de gobierno con el Partido Nacional y el Partido Colorado que lidera Luis Lacalle Pou en Uruguay. Su fuerza política irrumpió en el último tramo de la campaña electoral de 2019 y se ubicó en el cuarto lugar con 10 por ciento de los votos,  logrando 3 senadores y 11 diputados. Actualmente tienen al ministro de Salud, Salud Pública, Daniel Salinas y a la ministra de Vivienda, Irene Moreira y su apoyo es clave para la estabilidad del oficialismo.

En medio de la tensión previa de la Cumbre del Mercosur entre Uruguay y el resto de los países del bloque por la intención de Lacalle de negociar un acuerdo de libre comercio con China, Manini Ríos habló con LPO, tomó distancia de la postura de su Gobierno y  aclara que “un Tratado de Libre Comercio no soluciona nada si se rompe el Mercosur”. 

El ex militar se define como “artiguista social” y propone que el Mercosur como bloque tiene que negociar con las potencias y no por las partes. “Entre China y el Mercosur, elijo Mercosur”, dice.

La oposición en Argentina mira con entusiasmo la coalición “multicolor” de Uruguay. ¿Qué balance hace usted de estos años de gestión?

La coalición uruguaya no tiene todavía tres años de vida, se formó en noviembre de 2019 de cara el balotaje con un documento que se llamó “Compromiso por el país” en donde los cinco partidos que integramos la coalición nos comprometimos a una serie de propuestas programáticas que hacen a la vida de la gente pero de manera muy general. Con ese documento la formamos, fuimos a elecciones y ganamos el balotaje al Frente Amplio por un margen muy estrecho de un punto y medio. 

La coalición, como algo nuevo, tiene problemas de crecimiento y de coordinación pero en los grandes temas nacionales ha respondido a las expectativas de la gente que quiere una alternativa a lo que gobernó por 15 años en Uruguay.  Nos piden soluciones para el trabajo, seguridad, drogas, educación y otros temas cadentes. 

En las grandes leyes y temas hemos funcionado con los aportes de todos. Nuestro partidos tienen diferencias en muchos temas con el Partido Nacional y el Colorado, hemos propuestos cambios en varios leyes y manteniendo la identidad. Así, la coalición marcha civilizadamente para dar respuesta a la gente pero aún queda mucho camino por recorrer, todavía la gente no percibe una mejora y ese el gran desafío. 

La diferencia en el balotaje fue casi la misma, a favor del Gobierno, que la del referéndum para derogar la Ley de Urgente Consideración. Eso habla de un escenario muy parejo en términos electorales. 

Si, son diferencias mínimas que pueden cambiar e invertirse en cualquier momento en caso de que no haya respuesta a los problemas de la gente. Sobre todo los vinculados a dos principales problemáticas como la seguridad y el trabajo. Sin respuesta a eso, el resultado a futuro queda abierto. 

Hablemos del Mercosur. Generó mucho ruido el anuncio de Lacalle Pou de iniciar una negociación para firmar un Tratado de Libre Comercio con China a una semana de la Cumbre en Asunción. Eso fue leído como una actitud de ruptura de Uruguay con el Mercosur. ¿Cuál es su mirada?

Cuando el Gobierno anunció hace unos meses un estudio de prefactibilidad para iniciar las negociaciones con China, nosotros dijimos que no era algo ni para aplaudir ni para criticar porque no sabemos que significa ni como se materializa. En ese momento sostuvimos que cualquier camino que se siga puede ser bueno para Uruguay, siempre y cuando no se rompa con el Mercosur que para nosotros es una alianza prioritaria.

 Nosotros, Cabildo Abierto, tenemos vocación regionalista, no somos partidarios de que Uruguay se aísle de la región sino que pensamos que tenemos que actuar como un todo

No nos sirve un TLC con nadie extracontinental si eso significa una ruptura con el Mercosur. La integración regional tiene que ser lo prioritario porque económicamente es lo que más pesa para Uruguay por exportaciones, importaciones y turismo. Nosotros, Cabildo Abierto, tenemos vocación regionalista, no somos partidarios de que Uruguay se aísle de la región sino que pensamos que tenemos que actuar como un todo. Yo soy de la idea que si queremos ser sujeto de nuestra historia y no objeto como venimos siendo, la única forma es a través de un bloque fuerte que pueda negociar mas o menos en condiciones similares con los otros grandes bloques o Estados Continentales como Estados Unidos o China. Para hablarles de igual a igual, para que nos escuchen, hay que actuar como bloque y no como un país chico y aislado. Ahora cuando anuncian que el estudio de prefactibilidad para el TLC con China llegó a buen puerto, repito lo mismo.

Primero, no sé si es bueno o malo porque hasta que sepamos los términos y conozcamos los beneficiados y perjudicados no puedo emitir juicio sobre algo que no lo sé, quiero saber que se nos pide a cambio. Lo que refuerzo es que ni el mejor tratado es bueno si eso significa romper con el Mercosur. 

¿Ustedes tienen una mirada más nacionalista que Lacalle Pou?

Nosotros somos artiguistas del siglo XXI. Como hay mucha gente en Uruguay que no entiende todavía lo que es el artiguismo definimos dos pilares que son fundamentales del pensamiento de Artigas, uno es que no nos gobiernan desde afuera. Artigas hablaba de la defensa de la soberanía particular de los pueblos y nosotros hablamos hoy de que nada puede estar por encima de la Constitución que es lo que vota el pueblo uruguayo. No puede ser que tenga más valor un tratado internacional o una disposición de un organismo internacional o algún magistrado internacional que esté por encima de nuestra Carta Magna. 

Si las disposiciones internacionales chocan con la Constitución, ese acuerdo tiene que ser validada por el pueblo uruguayo en un plebiscito. Ese es el gran pilar del artigusimo, el respeto a la soberanía,  nosotros lo que decimos es que prevalezca la Constitución por encima de todo. 

El otro gran pilar del artiguismo es la sensibilidad por los más frágiles, que son los tienen que ser objeto de nuestras políticas. Pero de verdad, no el discurso hipócrita de cierta izquierda que habla de los pobres y termina siendo funcional al gran capital y las grandes empresas en detrimento del microempresario nacional. Esos son los dos pilares de nuestro pensamiento y nos definimos artiguistas en serio. 

¿Esto difiere de cierto pensamiento liberal del Gobierno?

Tenemos miradas diferentes en muchos aspectos. Cabildo Abierto presentó un proyecto de ley forestal que buscaba que no se pueda plantar eucaliptos en las mejores zonas agrícolas del país, trigueras, maiceras o sojeras y eso es malo para el país. Esto fue apoyado por la oposición y el Ejecutivo la vetó. Ahí tuvimos una diferencia conceptual y se benefició al lobby maderero celulosico, como decimos en Uruguay. Otra diferencia que tenemos con el Gobierno es con el proyecto que presentamos para reestructurar la deuda a personas físicas. Entre un tercio y un medio de los uruguayos están endeudados hasta la manija, no tiene forma de salir por intereses usureros, avalados por una ley aprobada en 2007 en el gobierno del Frente Amplio que permite a las financieras cobrar más de 15 veces la inflación, intereses escandalosos. 

Nosotros hemos levantado la voz y creemos que se tienen que reestructurar esas deudas con el deudor y si no puede pagar que vaya a la quiebra. Ahi tenemos otra diferencia con la concepción que tiene el Partido Nacional y el Colorado o el propio Lacalle Pou. Lo nuestro va por el lado de los más débiles. 

Un acuerdo con China difícilmente sea simétrico. El planteo de Lacalle Pou de flexibilizar el Mercosur, ¿contradice esa mirada artiguista o la vocación integracionista que ustedes defienden? 

Lo ideal sería que el Mercosur se flexibilice o se adapte de tal forma para que la negociación sea todo el bloque con China. Mantener el bloque y las alianzas comerciales con la mayor cantidad de países en el mundo y más de la magnitud e importancia de China. Ahora, si yo tuviera que optar entre China y el Mercosur, elijo el Mercosur, eso lo digo claramente en Montevideo, Buenos Aires y en todos lados. 

Lo ideal sería que el Mercosur se flexibilice o adapte de tal forma para que la negociación sea todo el bloque con China. Mantener el bloque y las alianzas comerciales con la mayor cantidad de países en el mundo y más de la magnitud e importancia de China. Ahora, si yo tuviera que optar entre China y el Mercosur, elijo el Mercosur

Hay quienes cuestionan las formas de Lacalle respecto del planteo. ¿Qué piensa?

Honestamente, no hemos estado dentro de las negociaciones para decir algo en ese sentido. No tengo claro si se cumplió con las formalidades pero si creo que tiene que tener el conocimiento de todos los socios del Mercosur. No es valido que Uruguay se corte solo, el país ya firmó un acuerdo con México estando en el Mercosur hace 20 años de común acuerdo con el resto. Ese es el camino.

¿Cómo analiza la posición de Argentina y Brasil en estas discusiones?

Brasil tiene una mirada más de apertura, seguramente por una visión de querer negociar con otros mercados.  En el caso de Argentina tiene una posición más intransigente a la hora de admitir que un socio actúe por fuera. Seguramente sea más critica en Asunción. 

¿Una victoria de Lula en Brasil puede cambiar la orientación del Mercosur?

Brasil tiene una política exterior de largo plazo, independiente de los gobiernos del momento. No creo que haya demasiadas variaciones, sea Bolsonaro o Lula quien gane la presidencia. Brasil siempre se va a regir por lo que le sirva a sus intereses, por eso no creo que las elecciones cambien mucho la política exterior en relación al Mercosur.

¿Qué piensa de los que dicen que Lacalle Pou tuvo en cuenta un supuesto escenario interno convulsionado para tomar la decisión de anunciar el acuerdo con China?

No lo creo, y en el caso nuestro no es acordando con China a cualquier condición con quien va a cerrar filas. No sé con el resto de los partidos pero con Cabildo Abierto hemos dicho que el Mercosur es esencial y ratificamos que hay que avanzar en un acuerdo que defienda al bloque y permita alianzas comerciales. El tema es que acá nadie regala nada y si hay un acuerdo es a cambio de algo y eso es lo que no sabemos. 

Como candidato a presidente le pregunto, ¿qué cree que tiene que hacer el Mercosur para salir de esta situación?

Tendría que avanzar a ser realmente un mercado común, donde haya libre tránsito de mercadería y de personas. Ese tiene que ser el objetivo, si eso se lograra, si las barreras arancelarias existentes y de todo tipo se cayeran y quedaramos realmente integrados estaríamos cumpliendo con el espíritu del Mercosur que es el de formar un gran bloque continental. Nuestro destino está en poder hablarlo de igual a igual con todos los bloques y países importantes como China, Estados Unidos o India. 

Lamentablemente, ha habido miopía de los líderes de nuestros países que nos ha llevado a poner piedras en la integración. Hemos tenido puentes cortados por temas que no se justifican y se hizo. Lo que faltan son estadistas que estén a la altura de las circunstancias, que puedan ceder en algo a cambio de una integración que nos pontencie a todos. Es claro que el más grande es Brasil y será quien tenga que ser más generoso con el resto, en términos comerciales, en no trabar productos con barreras arancelarias o razones sanitarias. 

Fuente: lapoliticaonline.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.