En memoria de la Gesta de Malvinas

Recuerdo de Alejandro  J. Betts (malvinense, nacido en Puerto Argentino)

Alejandro Jacobo Betts nació en Malvinas en 1947, formó su familia (esposa y dos hijos), pertenecía a la quinta generación de colonos irlandeses y escoceses  isleños. Trabajó en tareas rurales, cursó estudios primarios y medios y luego contabilidad-economía por correspondencia en Londres. Su existencia fue testimonio de la durísima (y olvidable) vida que soportaba la población y la falta de expectativas sin futuro. Hombre particularmente inteligente, lector,  con amor a la historia argentina, conocía de la Vuelta de Obligado y de las Invasiones Inglesas, admiraba a los criollos que rechazaron la prepotencia colonial a la que fueron sometidos sus propios ancestros.

En 1971 ingresó a trabajar en la administración de las dependencias argentinas instaladas en las Islas: YPF, Gas del Estado y LADE. Dolorosamente perdió a su esposa muy joven por la insuficiente atención médica de la administración colonial. Asumió la crianza de sus pequeños hijos, con LADE conoció destinos de la República Argentina que solo ubicada en los mapas (Bariloche, Ushuaia, Buenos Aires). Quedó maravillado de lo desconocido por ellos.

Hace hoy 40 años, al arribar el desembarco, fue sospechado por la gobernación colonial de su amistad argentina que nunca había ocultado porque se había ocupado de estudiar la cuestión de soberanía leyendo los libros que compraba en sus viajes. El día de la rendición partió junto a los últimos prisioneros, conoció la desmalvinización del gobierno militar y la posterior del gobierno de la democracia. Le fue reconocido su empleo en Malvinas asignándosele un trabajo  en Córdoba. Formó familia en Agua de Oro donde nacieron tres hijos. Viajó unas 30 veces a la ONU (como peticionario independiente defendiendo los derechos argentinos); fue miembro pleno del Comité de Descolonización; publicó los libros: “La Verdad sobre Malvinas, mi tierra natal”; “Malvinas, el Colonialismo residual”;  “Historia de las Islas Malvinas”; brindó decenas y/o centenares de charlas y conferencias en todo el país. Fue candidato a Vice Gobernador de Córdoba (tuve el honor de compartir fórmula con él en 1995); fue reconocido  como VGM y distinguido como abanderado de la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur. Nunca pudo regresar a su tierra dado que rechazó hacerlo con pasaporte del Reino Unido. Allá quedó su anciana madre (quien  llegó a conocer Córdoba), su hija, nietos y demás familiares con quienes mantuvo permanente contacto virtual. La muerte lo encontró a los 72 años de edad en Ushuaia el 13 de marzo de 2020.

Este 2 de abril se  lo extrañará por su historia y por su patriótica contribución a la Verdad de Malvinas.

Carlos Alberto Del Campo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.