México no irá a la Cumbre de las Américas

El presidente justificó su rechazo a participar del encuentro organizado por los Estados Unidos y dijo que nadie puede juzgar como “matones, torturadores” a Maduro, Ortega y Díaz Canel.

“No es que no quiera. ¿En qué quedamos? ¿Vamos a respetar la independencia de los pueblos o no; la soberanía de los pueblos o no? ¿Va a ser nada más el discurso?”

En su conferencia de prensa, el mandatario argumentó que la decisión obedece a sus ideales Juaristas, así como a la esencia de la política exterior mexicana la cual, dijo, “siempre se ha caracterizado por ser consecuente”.

Aunado a ello, rechazó los calificativos despectivos que se le han atribuido a las naciones que el Gobierno de Joe Biden decretó, el pasado 2 de mayo, no invitar por ir en contra de “la carta democrática de las Américas”. 

“¿Quiénes somos nosotros para llamar ‘matones, torturadores, represores’ a unos y no a otros? Si aquí ya nos consideramos jueces supremos, ¿Nosotros vamos a decidir sobre los demás? ¿Con qué derecho?”, reprochó.

La negativa del Jefe del Ejecutivo fue anunciada el 10 de mayo pasado cuando, en un acto inicialmente no planeado, había advertido de su ausencia a la reunión que se celebrará el próximo junio en Los Ángeles.

La Cumbre de las Américas es la única reunión que convoca a líderes de los países de América del Norte, del Sur, Central y del Caribe. De ahí la insistencia del presidente mexicano para “evitar la confrontación” y, mediante el diálogo, “exponer y resolver las diferencias”.

“¿Por qué no nos vamos a hablar? ¿Por qué vamos a excluir? Por eso he dicho que nadie excluya a nadie. Vamos a buscar la unidad. Nos conviene la unidad. Para eso es la política, para eso es la diplomacia”.

Con este argumento, dijo AMLO, se rigió la conversación que sostuvo en Palacio Nacional con Ken Salazar, embajador de EE.UU en México, quien, insinuó, habría entendido sus razones “mejor que los internacionalistas nacionales”.

“Hay más entendimiento afuera, de diplomáticos y políticos de otros países, que de los internacionalistas de nuestro país”, expresó, asegurando que otros mandatarios de Centroamérica también están en desacuerdo con la exclusión. “Ya me habían hablado otros presidentes, ya me habían preguntado que no están contentos”.

Y es que, según Andrés Manuel, la postura del país vecino suscita en el marco de las elecciones ordinarias de noviembre, en las cuales se renovarán 34 de los 100 escaños del Senado.

En razón de ello, el Jefe del Ejecutivo mexicano señaló que surgen “los grupos más ventajosos” quienes sostienen e impulsan las “políticas de extrema derecha” para tomar la delantera en las índoles económicas y políticas, tal y como, ejemplificó, algunos círculos de cubanos residentes en Florida.

“Son los que presionan a los gobiernos, tienen mucha influencia en los partidos y son los que sostienen el bloqueo  y el Gobierno les hace caso. (…) Lo que están haciendo es asfixiar a un pueblo; provocar el sufrimiento de todo un pueblo por sus intereses”.

“Estoy seguro que ni siquiera todos los cubanos están de acuerdo con esas políticas inhumanas (…) ¿Dónde está el humanismo? ¿Qué tienen que ver los pueblos con el Gobierno? (…) Eso es mezquino”, señaló.

De esa manera, AMLO hizo otro llamado a su homólogo estadunidense para reconsiderar la inclusión de todas las naciones que conforman el continente americano: “Yo le tengo mucho respeto, él es una gente humana. Entiendo su circunstancia por estos malandrines”, declaró.

“Decirle que así como va a tener esa oposición, también, si toma una decisión de invitar a todos los pueblos de América Latina, van a saber reconocerlo porque se abre una etapa nueva para el diálogo y el entendimiento”.

Fuente: Infobae.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.