El FIP contra el golpe de 1976

Venimos publicando la saga imperdible del periodista e investigador Aldo Duzdevich sobre las posturas de los partidos políticos ante el golpe cívico militar de 1976. Contra lo que podría suponerse desde la izquierda a la derecha de arco político argentino, incluyendo los grupos terroristas, apoyaron de una u otra manera al general Jorge Rafael Videla y a su camarilla de verdugos. Duzdevich, destaca la posición inequívoca del FIP Frente de Izquierda Popular y de Jorge Abelardo Ramos repudiando el golpe antes, durante y después. agregamos algunas fotos y tapas del periódico “Izquierda Popular”. (Nota de Patria Grande)

Por Aldo Duzdevich

“El FIP llama al movimiento obrero a oponerse al golpe de estado con la huelga general y la acción unida de la clase trabajadora”.

Además de sus líderes Jorge Abelardo Ramos y José Enea Spilimbergo, el historiador Norberto Galasso, menciona entre sus integrantes: “En los años 40 y 50: el grupo “Frente Obrero” cuyos principales integrantes eran Aurelio Narvaja, Enrique Rivera, Adolfo Perelman, Hugo Sylvester y Carlos Etkin (Periódico “Frente Obrero” sep/oct. 1945 y libros de editorial Indoamérica). En los años sesenta: José Luis Madariaga, Alberto Belloni, Alfredo Terzaga, Ernesto Ceballos, Rubén Bortnik y Carlos Díaz. Luego: Roberto Ferrero, Victor Hugo Saiz, Blas Alberti, Enrique Lacolla y Denís Conles Tizado. Últimamente: Juan Carlos Jara, Alberto Franzoia, Gustavo Battistoni, Néstor Gorojovsky y Osvaldo Calello, entre otros.”

El Frente de Izquierda Popular se opuso al golpe

Completando mis notas anteriores sobre la actitud asumida por los partidos de izquierda frente al golpe del 24 de marzo de 1976, solo el Partido Comunista Revolucionario y del Frente de Izquierda Popular se expresaron claramente por la continuidad del gobierno constitucional de Isabel Perón.

Además de sus líderes Jorge Abelardo Ramos y José Enea Spilimbergo, el historiador Norberto Galasso, menciona entre sus integrantes: “En los años 40 y 50: el grupo “Frente Obrero” cuyos principales integrantes eran Aurelio Narvaja, Enrique Rivera, Adolfo Perelman, Hugo Sylvester y Carlos Etkin (Periódico “Frente Obrero” sep/oct. 1945 y libros de editorial Indoamérica). En los años sesenta: José Luis Madariaga, Alberto Belloni, Alfredo Terzaga, Ernesto Ceballos, Rubén Bortnik y Carlos Díaz. Luego: Roberto Ferrero, Victor Hugo Saiz, Blas Alberti, Enrique Lacolla y Denís Conles Tizado. Últimamente: Juan Carlos Jara, Alberto Franzoia, Gustavo Battistoni, Néstor Gorojovsky y Osvaldo Calello, entre otros.”

Los orígenes del Frente de Izquierda Popular FIP

El grupo inicial de la izquierda nacional (que finalmente será FIP) eran jóvenes intelectuales de militancia trotskista. No es extraño. Las propuestas teóricas de Trotsky para los llamados países del Tercer mundo, permitían ver la “cuestión nacional” como problema teórico fundamental al interior del marxismo.

Y, en la historia del peronismo, vamos a encontrar muchos casos de “entrismo”, y de “conversión” de cuadros de origen trotskista. Tal vez el caso más llamativo de “conversión” fue el de Juan Bardoneschi, fundador y líder de la organización Encuadramiento Peronista, uno de los grupos doctrinariamente más ortodoxos de los años 70.

Incluso hoy, dentro del Frente de Todos, encontramos muchos exmilitantes trotskistas, que ingresaron durante el periodo gobierno de Néstor y Cristina Fernández de Kirchner.

Para analizar los orígenes del FIP voy a reproducir algunos párrafos de la tesis de Agustín Rodriguez Uria (FSOC – UBA) “La Izquierda Nacional frente al ‘hecho peronista’”.

“La “Izquierda Nacional” conducida por Jorge Abelardo Ramos y José Enea Spilimbergo, nace en 1945, cuando un grupo de jóvenes militantes de origen trotskista, elaboraron una lectura del

“17 de octubre” alternativa a la visión de los grupos dominantes de la izquierda en ese momento. Basados en la Teoría de la revolución Permanente de Trotsky, su apuesta estratégica es profundizar la revolución nacional y antiimperialista en una marcha ininterrumpida hacia el socialismo. Esta lectura fue plasmada en un periódico llamado Frente Obrero y en el semanario Octubre.”

“Desde esta perspectiva, en 1953 se conformó efímeramente el Partido Socialista de la Revolución.

Nacional (PSRN) que constituyó la primera experiencia en sostener un “apoyo crítico al peronismo desde la izquierda” y resaltó como un grupo con una participación muy activa en los primeros meses de la resistencia luego del golpe del 1955”.

“Durante casi toda la década siguiente, Ramos y su núcleo de militantes cercanos, desarrollaron un profundo trabajo editorial, combinando la edición de numerosos textos clásicos del marxismo, con libros que ofrecían interpretaciones de la historia argentina desde las claves de la pujante izquierda nacionalista”.

“En el año 1962 se funda el Partido Socialista de la Izquierda Nacional (PSIN) que durante casi una década funcionaria como el polo de referencia de la Izquierda Nacional bajo la conducción de Abelardo Ramos y Jorge Spilimbergo”.

“Finalmente en 1971 se funda el Frente de Izquierda Popular (FIP) precisamente con la pretensión de ampliar las adhesiones del PSIN, es decir, bajo la búsqueda de trascender su basamento universitario y ampliar sus bases de sustentación militante”.

“El desdibujamiento de los orígenes trotskistas del grupo fue un proceso iniciado muchos años antes que la formación del FIP”, concluye Agustín Rodríguez Uria.

En 1972 el FIP plantea la candidatura de Perón presidente. Pero cuando Perón, vetado por la dictadura, apuesta a la fórmula Cámpora – Solano Lima, el FIP decide concurrir las elecciones con una lista propia, cuya fórmula fue Ramos – Silvetti, que obtuvo un magro 0.4 % de los votos.

En la elección de septiembre de 1973, el FIP presenta una boleta “espejo” con la fórmula Perón-Perón, con la consigna “Vote a Perón desde la izquierda”. Esa boleta cosecha un millón de votos, de los cuales nunca se podrá saber, cuántos fueron “desde la izquierda”, y cuántos de confusión-votante, porque en el cuarto oscuro, el peronista encontraba las dos boletas con la fórmula Perón-Perón .

En el periodo 73-76 el FIP se mantendrá como un firme aliado a los gobiernos de Perón y de Isabel, cuestionando duramente a los sectores oligárquicos, a la violencia guerrillera y a la izquierda tradicional del PC.

El Frente de Izquierda Popular contra el golpe

El órgano de prensa oficial del FIP era el quincenario, Izquierda Popular, dirigido por Jorge Raventos y Julio Fernández Baraibar. Los textos siguientes pertenecen a dicho semanario.

El 26 de agosto de 1975 en una columna que lleva su firma, Jorge Abelardo Ramos plantea claramente que hay que sostener al gobierno hasta la elección de 1977 (que luego fue adelantada por Isabel a octubre del 76). Dice Ramos:

“Con la bomba homicida, con la intriga de palacio o con la campaña de prensa amarilla, se pretende derribar con Isabel al movimiento nacional, para regresar a un nuevo 55”.

“Aprovechando las debilidades, las secuelas de la banda de López Rega, y el abandono del programa económico de Perón, otras bandas aliadas a los intereses anti-nacionales, a la vieja Unión Democrática, y al radicalismo moribundo, aspiran a impedir la conclusión del mandato surgido por voluntad popular en 1973”.

“El FIP denuncia tal conspiración, que va desde los terroristas de cualquier signo a los virtuosos expresidentes y afirma: 1) Sostener a Isabel presidente hasta 1977 . 2) Aplicación del programa nacional de Perón. 3) Si este programa, se revela insuficiente, para conjurar la crisis de la Argentina semicolonial; llamar al pueblo argentino a la adopción del programa socialista la expropiación de la oligarquía y el combate resuelto contra el imperialismo”.

En los días previos al golpe, Izquierda Popular del 22 de marzo de 1976, bajo el título “Hay que preparar la contraofensiva” dice:

“Sobre el cierre de esta edición, madrugada del sábado 20 de marzo, Confederaciones Rurales Argentinas, decreta un nuevo paro ganadero contra los cupos a la exportación de carnes, puestos por el gobierno para frenar el alza de los precios; pide nuevas devaluaciones, e invita a no mandar hacienda al mercado de Liniers en momentos en que las cotizaciones son las más altas de la historia argentina”.

“Junto este hecho simbólico, producido bajo el fragor de los rumores golpista los editoriales de la prensa mercenaria, las provocaciones del terrorismo de uno y otro signo, el chantaje de los partidos liberales, prueba que el sistema de las clases explotadoras y parasitarias, se ha lanzado como tigre cebado, contra la carne y la sangre de los argentinos, y exige el pleno dominio de la situación”.

En recuadro aparte con el título “Declaración de la JN del FIP” dice:

“Ante la escalada de rumores golpistas la Junta Nacional del FIP emite la siguiente declaración:

“En las últimas horas se ha reavivado la ofensiva golpista que impulsan las fuerzas de la vieja Argentina. El Frente de Izquierda Popular declara que, cualquier aventura militar estará dirigida no solo contra el actual gobierno, sino contra la posibilidad de que el pueblo pueda decidir libremente su destino en las elecciones convocadas para dentro de ocho meses. Están en peligro la soberanía popular, las conquistas sociales, la vida misma de la clase trabajadora y las grandes mayorías”.

“La historia juzgará a los partidos, las instituciones y los hombres que han contribuido a fomentar la conspiración y aquellos que se sumen a esta quiebra del proceso democrático. Como en cada momento crítico de la historia Argentina solo la movilización de los trabajadores podrá salvar la soberanía popular en peligro. El FIP llama al movimiento obrero a oponerse al golpe de estado con la huelga general y las acción unida de la clase trabajadora”.

La posición del FIP frente al golpe es muy clara. Lamentablemente al igual de el PCR que llamaba a la movilización para enfrentar el golpe, el FIP carecía de fuerzas suficientes siquiera para intentarlo.

Pero además la sociedad, incluida la clase trabajadora, ya había bajado los brazos ante tanta agitación conspirativa y no existía voluntad para movilizarse en defensa del gobierno.

*Autor de “Salvados por Francisco” y “La Lealtad- Los Montoneros que se quedaron con Perón”

………………………………….

Nota de Patria Grande: agregamos algúnas de la tapas del periódico “Izquierda Popular” donde el FIP fijaba su apoyo activo a Isabel Perón, al gobierno peronista en concordancia con las 62 Organizaciones lideradas por Lorenzo Miguel y su repudio al terrorismo de la Tripe A como del ERP y Montoneros. También se denunciaba anticipadamente al general Videla como cabeza del golpe cívico militar.

Imperdible texto de tapa.
Periódico editado 24 horas antes del golpe. Se convoca al movimiento obrero a declarar la huelga general en repudio al golpe cívico militar.
Ante el asesinato del compañero Carlos Llerena Rosas por parte de la Triple A el FIP denuncia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.